ORIGEN ÚNICO

Al pie del volcán Iztaccíhuatl nace una reserva natural protegida Sta. María, agua 100% pura de manantial, es su origen lo que la enriquece y purifica de manera natural.

Gracias a que se embotella desde la fuente, Sta. María mantiene sus características naturales intactas.

Sta. María es tan pura como su origen.

Cuidado único

Para mantener intacta la calidad de nuestro manantial, Sta. María está comprometida con la protección del mismo y uno de los principales pilares para preservarlo es la reforestación ya que con ella se asegura el ciclo natural del agua, así como la protección del agua del manantial.

La reserva de Sta. María cuenta con cientos de hectáreas que año con año se reforestan con la ayuda de nuestro personal y los habitantes de las comunidades aledañas.


2
3
4

Comparte: